La importancia de protegerse bien del sol

La importancia de protegerse bien del sol

Es frecuente preguntarse cómo protegerse bien del sol en verano. Y no nos referimos sólo a preocuparse por una buena protección solar, sino a ir más allá.

Con el verano y las altas temperaturas, todos queremos conseguir un bronceado perfecto, y en general es cuando más precaución se suele tener con el sol, es cierto. Pero centrar la protección contra el sol sólo en verano es un error.

Es tan importante realizar cuidados para la piel durante todo el año como durante el verano. Esto es fundamental tenerlo en cuenta.

Importancia de protegerse del sol

Una exposición intensa al sol puede provocar efectos nocivos en nuestra piel y en nuestra salud. Por eso, protegerse es esencial para evitar la aparición de quemaduras, manchas, melanomas y envejecimiento prematuro, entre otros.

Aunque cada vez estamos más concienciados de cuidar y proteger nuestra piel del sol, siempre podemos cometer errores que ponen en riesgo nuestra salud.

¿Cómo puedo protegerme del sol?

Prepararse con una buena protección solar antes de la exposición es fundamental. Pero también es recomendable un añadido extra: un tratamiento rico en antioxidantes para proteger la piel mejor frente a factores ambientales externos.

¿Cuáles son sus beneficios? Os cuento… Un tratamiento rico en antioxidantes potencia las defensas frente al daño de los rayos uv y bloquea la acción de los radicales libres.

En el momento de elegir una crema solar para proteger la piel de los rayos ultravioleta del sol, es recomendable elegir un producto con protección de espectro amplio y con factor de protección solar (spf) alto.

El extrem protect spf30 es un protector diario de amplio espectro, que además tiene una tecnología EXTREMOZYME que repara el ADN, hidrata, suaviza y alisa reduciendo la aparición de eritema solar.

Con el Eclipse Spf 50 tenemos un producto formulado específicamente para uso diario y actividades al aire libre, que es cuando estamos más expuestos al sol. Proporciona una mezcla rica en antioxidantes con una protección a los rayos UVA/UVB de amplio espectro que resiste al agua.

Pero es importante saber que una buena protección contra el sol empieza por un cuidado de la piel los 365 días del año, y no sólo en los momentos en los que nos disponemos a exponernos a él.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *